shareting
Tic y educacion

Shareting: el peligro de exponer la imagen de los niños en internet

El crecimiento exponencial del uso de Internet en todo el mundo está dando lugar al surgimiento de algunas prácticas y comportamientos que no son muy beneficiosos. Esto se da sobre todo en el caso de los niños. Shareting es la sobre exposición de la imagen de niños en Internet. En esta nota te contamos más sobre qué se trata.

Shareting que es

Como todas las personas en el mundo, los padres nos hemos acostumbrado al uso de Internet durante todo el día, a través de los teléfonos inteligentes. Leemos información, compartimos «memes» y fotos de nuestros hijos.

Sin embargo, a veces no somos conscientes del peligro al que nos exponemos y sobre todo exponemos a nuestros pequeños. La sobreexposición de la imagen de los niños en la red ya tiene un nombre: se lo conoce como shareting.

Compartir fotos familiares en donde aparece la imagen de nuestros hijos podría no ser un peligro en sí mismo, pero en la red existen delincuentes que están al acecho y pueden utilizar esas imágenes con fines delictivos.

Peligro del shareting

Hace unos años compartir las fotos familiares a través de las redes sociales no representaba ningún peligro en apariencia. Pero con el avance de la tecnología y el crecimiento a nivel mundial de cibernautas, además de la falta de una regulación en ese sentido, hace que hoy las imágenes de nuestros niños puedan ser vistas por cualquiera en cualquier parte del mundo.

Por esa razón, desde distintas entidades y organizaciones sociales están llevando adelante campañas de concientización acerca de la importancia de proteger a nuestros niños del shareting.

El término es un anglicismo que surge de combinar dos palabras sharing (compartir) y parenting (parentesco) y ya forma parte del British Collins Dictionary desde 2016, como una muestra de la importancia que este fenómeno ha adquirido en estos últimos tiempos.

Riesgos del shareting

Pero ¿Cuáles son algunos riesgos que corren los menores al estar sobre expuestos en la red? De acuerdo con las organizaciones que se dedican a la concientización sobre este fenómeno, los riegos son numerosos.

Por ejemplo: el ciberacoso, el robo de datos e identidad, el grooming (acoso y abuso sexual online) o la suplantación de identidad. Al publicar una simple foto cotidiana de nuestros hijos, con su uniforme de la escuela, en la puerta de nuestra casa o frente a su colegio, estamos brindando numerosos datos a los ciberdelincuentes.

Sin querer, podemos estar compartiendo con desconocidos información sobre dónde vivimos, cuántos hijos tenemos, a qué escuela van, en qué horario, entre otras cosas. Es por eso tan importante, resguardar la imagen de los menores en todo momento.

Covid-19

Con las medidas de aislamiento y prevención adoptadas por los gobiernos, a raíz de la pandemia de COVID-19 durante 2020, se multiplicaron los casos de ciberdelitos.  Esto debido a que las familias debieron cambiar sus hábitos cotidianos, se adoptó el trabajo y las clases virtuales y se empezaron a utilizar los dispositivos electrónicos con mucha más intensidad.

Este hecho devino en que creciera el número de personas que se conectan a Internet, durante mayor tiempo y con más posibilidades de camuflar su identidad debido a las facilidades que les brinda la tecnología actual.

Consciencia

Es por eso que, como padres y más que nunca, tenemos que tener en cuenta que el hecho de subir imágenes de nuestros hijos, sin su consentimiento, además, genera lo que se denomina una «huella digital«. Esta se asocia inmediatamente a sus datos personales, conformando su reputación en línea.

Medidas

Desde los gobiernos y las entidades que están abordando la problemática del shareting, emiten una serie de recomendaciones y medidas para tener en cuenta y adoptar con la finalidad de evitar la sobre exposición de nuestros hijos.

Estas son algunas de ellas:

  • Proteger la identidad de los menores: si vamos a compartir imágenes de nuestros hijos, en lo posible hacerlo con la cara pixelada y dando la menor cantidad de datos posibles.
  • Seleccionar las redes sociales: al momento de compartir imágenes, elegir aquellas plataformas o redes sociales que no son tan masivas a nivel de usuarios o bien subirlas protegiendo la privacidad. En Facebook e Instagram existen opciones para compartir fotos o información solo con un grupo reducido de contactos.
  • Información encubierta: cuidar al máximo los detalles contextuales de las fotos que compartimos. Por ejemplo, tener cuidado con no mostrar imágenes que den información sobre el lugar donde vivimos, el auto que tenemos, la rutina que hacemos, el colegio al que van nuestros hijos, etc.

Respeto y buena comunicación

  • Nunca publicar fotos íntimas: nunca publicar fotos de nuestros hijos con poca ropa en situaciones cotidianas de la intimidad familiar. Este tipo de material es sumamente requerido por las redes de pedofilia.
  • Respetar a nuestros hijos: a veces de manera inocente compartimos fotos de nuestra intimidad familiar y sin querer podemos exponer a que nuestros hijos sean víctimas de acoso escolar o bullying. Por eso es recomendable tener especial cuidado de no compartir material que alguien pueda utilizar para dañar a nuestros hijos.
  • Comunicación: además de aprender sobre la práctica en las redes sociales e internet, como padres tenemos el deber de comunicarnos siempre con nuestros hijos acerca de lo que vamos a compartir en las redes y que lo involucren. Por supuesto, esto dependerá de su edad.  La comunicación entre padres e hijos siempre deberá ser un objetivo a alcanzar y mejorar todos los días, no solo respecto a este tema.

Hasta acá llegamos con la nota sobre Shareting: el peligro de exponer la imagen de nuestros hijos en Internet. Esperamos que te haya sido útil esta información. Recorda que en SabDemarco vas a encontrar recursos y herramientas didácticas para tus clases de informática. No dudes en contactarnos para más información.