Pensamiento computacional
Programación y Robótica educativa

¿Qué es el pensamiento computacional y cómo impacta en la educación?

Tiempo de lectura: 4 minutos

¿Poseer pensamiento computacional es pensar como las computadoras? Decididamente… no. Por una razón muy simple: ¡las computadoras no piensan! Pensar es un maravilloso atributo de nuestro cerebro. En cambio, las computadoras calculan, es decir solo pueden hacer aquello que les enseñamos.

En realidad, la inteligencia artificial representó un paso enorme en el pensamiento informático. De hecho, pudimos enseñar a las máquinas a relacionar millones de datos para obtener información valiosa para nuestras decisiones. Entonces, el pensamiento informático es una manera de pensar. Desarrollar esta competencia en los alumnos les abrirá muchas puertas en el futuro.

El pensamiento computacional qué es

Para empezar, el pensamiento computacional es un conjunto de actitudes y conocimientos cuyo dominio beneficiará a todos los seres humanos. Evolucionó a partir del descubrimiento, análisis y limitaciones de un proceso computacional.

Gracias a los métodos y modelos de informática, nos atrevemos a abordar problemas y diseñar soluciones que ninguna persona podría realizar por sí misma. Es decir, preguntarnos qué es lo que una máquina podría hacer mejor que un ser humano. Y, por lo tanto, qué es lo que una persona puede hacer mejor que una máquina.

En realidad, en un campo en constante evolución, las respuestas son parciales. Sin embargo, el pensamiento computacional es fundamental, tan importante como saber leer, escribir y hacer cuentas.

Características

Su principal característica es que conduce a resolver problemas y diseñar soluciones de manera diferente, basándose en los conceptos informáticos e incluyendo una variedad de herramientas intelectuales.

Por ejemplo, resolver un problema difícil dividiéndolo en problemas que sí sabemos resolver. O, en cambio, reducirlo a un problema equivalente formulado de manera diferente. Aún más, buscar simular soluciones antes de aplicarlas.

Así, podemos decir que el pensamiento computacional se caracteriza por:

  • Razonamiento inductivo. Llamado también razonamiento por recurrencia o paso a paso. Permite demostrar una solución verificando que la primera propiedad sea verdadera, entonces por lo tanto la segunda también lo es. Incluye una variedad de formas de razonar como el pensamiento lateral.
  • Paralelización. Este término proviene del software. Consiste en descomponer las operaciones para que se ejecuten en paralelo en varias computadoras o varios centros de una misma computadora.
  • Descomposición. Todo problema está formado por partes más pequeñas en las que se lo puede dividir.
  • Reconocimiento de patrones. Todo problema suele seguir un esquema interno y responder a un patrón que podemos identificar.
  • Pensamiento abstracto. Una capacidad exclusiva de la mente humana. Nos permite ser originales, prever situaciones, imaginar.
  • Formulación de algoritmos. Un algoritmo es un esquema que nos permite resolver un problema paso a paso. Por ejemplo, qué hacer si la respuesta es «sí» o «no». Estos pasos son finitos y se orientan a un fin específico.

El pensamiento computacional y la educación

El concepto de pensamiento computacional se originó en las teorías de Seymour Papert. Este pionero de la inteligencia artificial fue el inventor del lenguaje de programación Logo en 1968.

En 1995, Papert expuso la necesidad de reformular la educación para adaptarla a la llegado de los ordenadores. Así, podrían comenzar a formarse las primeras personas de la era informática.

Sin embargo, quien realmente desarrolló la idea de pensamiento computacional fue la ingeniera informática Jeannette Wing. Es la autora del trabajo «Computational thinking and thinking about computing«. Precisamente, en esta investigación la autora dice que el pensamiento computacional influirá en todas las actividades. Por lo tanto, debe integrarse en la formación escolar.

Pensamiento computacional en ciencia

En realidad, ya se pueden ver algunos efectos del pensamiento computacional en la formación científica. Por ejemplo, los métodos de aprendizaje automático han transformado las estadísticas. De hecho, el aprendizaje estadístico permite resolver problemas utilizando millones de datos, algo impensable hace unos pocos años.

En la biología, la contribución de las grandes masas de datos y los algoritmos permitieron desarrollar modelos de estructuras como las proteínas, cambiando la visión de los propios científicos.

La teoría de los juegos computacionales está cambiando la forma en que los economistas abordan su disciplina. Lo mismo ocurre con la química y la física.

Y pronto, el pensamiento computacional formará parte del bagaje de todos, de la misma manera en que hoy en día la informática está integrada a nuestro entorno.

Te puede interesar: Computación e informática: ¿Qué son y en qué se diferencian?

Actividades de formación

El pensamiento computacional representa un verdadero desafío para los maestros. Para poder transmitirlo, ellos mismos deben adoptarlo y experimentarlo.

Sin embargo, hay algunas claves para fomentar el pensamiento computacional en el aula.  Tengamos en cuenta que no exige obligatoriamente el uso de una computadora. Sí, en cambio, utilizar las herramientas y conceptos que se aplican en informática.

Te proponemos comenzar a trabajar actitudes como:

  • Tenacidad. Ser persistente ante los problemas difíciles.
  • Autoconfianza. Confiar en que se va a saber manejar una situación complicada.
  • Tolerancia. La ambigüedad, los errores, los caminos equivocados, también sirven para aprender. Los alumnos deben aprender a aceptar estas situaciones.
  • Comunicación y trabajo en equipo. Hoy en día, habilidades imprescindibles para el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Conclusión

En esencia, el pensamiento computacional se revela cuando los alumnos son capaces de enfrentar un problema no estructurado, dividirlo en sus partes, reordenarlo y comenzar a encontrar soluciones.

Una de las actividades que ayuda a desarrollar el pensamiento computacional es la programación. Aunque, vale la pena aclararlo, programación no es pensamiento computacional. Luego, hay muchas otras, conectadas y no conectadas.

Leé también: Planificaciones de computación

El verdadero impacto del pensamiento computacional en la educación está en que es el impulsor del futuro. Un futuro en el que la tecnología está al servicio de la Humanidad.

Hasta acá llegamos con la información sobre «¿Qué es el pensamiento computacional y cómo impacta en la educación?». Esperamos que te haya sido útil. Recordá que en SabDemarco vas a encontrar recursos y herramientas para tus clases de informática, no dudes en contactarnos por cualquier duda o sugerencias.

¿Ya ensayaste el pensamiento computacional en tu aula? ¡Contanos tu experiencia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *