ciberbullying
Tecnologías e Informática

¿Qué es el ciberbullying y cómo evitarlo?

¿Qué es el ciberbullying y cómo evitarlo? En este artículo intentaremos definir qué se entiende por ciberbullying y qué estrategias se pueden implementar para evitarlo.

El ciberbullying se define como el acoso que pueden sufrir sobre todo los niños y adolescentes, a través de los medios digitales. Las consecuencias del ciberbullying pueden ser graves y los adultos y niños deben conocerlas para prevenirse.

➤Mira también: Consejos de cómo cuidar la vista de los niños frente a dispositivos tecnológicos

Ciberbullying ¿Qué es y cómo evitarlo?

Un estudio realizado en España sobre el ciberacoso demostró que en el 56% de los casos, el acosador es un compañero de clases y en el 18% de ellos, se trata de personas desconocidas por la víctima. En tanto, un 24% de los casos los ocasiona un adulto desconocido y solo el 7% lo hace un adulto conocido.

Asimismo, el estudio demuestra que el mayor peligro se da en el ámbito escolar. Pero ¿A qué llamamos concretamente ciberbullying? Los especialistas afirman que para que haya acoso el hostigamiento se debe dar de forma reiterada.

Además tiene que haber persecución y búsqueda de cercanía con la víctima, la intención clara de establecer contacto con ella, la utilización de datos personales de la víctima o el hecho de atentar contra su libertad o su patrimonio.

CiberAcoso

El hecho de ser víctimas de acoso escolar aumenta el riesgo de sufrir acoso o violencia online por medio de las redes o los dispositivos móviles. Las agresiones pueden ir desde ataques verbales, exclusión social o suplantación de identidad.

Algunos de los factores que incrementan el riesgo de sufrir ciberbullying son principalmente la edad, las prácticas de riesgo en Internet, el uso de las redes sociales o el uso de programas de mensajería instantánea como WhatsApp.

Sin embargo, para que sea considerado ciberacoso se debe estar frente a una gran alteración de la vida cotidiana de la víctima. De todas maneras, si sos testigo de una situación que te parece violenta o agresiva debes denunciarla a un adulto responsable y desalentar su difusión de cualquier forma.

Datos

De acuerdo con una encuesta a docentes realizada por la ONG Argentina Cibersegura, el 64% afirmó haber sabido de algún caso de ciberbullying en su escuela. En tanto, el 17% desconoce si hubo casos.

Se calcula que dos de cada cuatro casos de maltrato escolar se manifiestan a través de medios digitales. Durante este año se registraron 6.000 denuncias por ciberacoso infantil en Argentina. Esto la ubica como el segundo país de América Latina con más delitos de este tipo según un estudio realizado por la UNESCO. Argentina ocupa el segundo lugar de esta dolorosa estadística luego de México, y por delante de Honduras, Costa Rica y Chile. Brasil ocupa el sexto lugar, Perú el séptimo y Uruguay el octavo.

Los datos arrojados por el informe demuestran que los hechos de violencia en línea se incrementaron fuertemente,  hasta un 50%, durante los últimos 18 meses como consecuencia de la pandemia de COVID-19, debido al mayor acceso obligado a la tecnología que produjo el aislamiento preventivo.

Casos de ciberbullying

Aunque no existen perfiles fijos, hay ciertos roles típicos en los casos de ciberbullying:

  • Por problemas de autoestima, la persona acosadora necesita mostrar su poder humillando a otras.
  • La víctima que es quien sufre la humillación o discriminación.
  • Espectadores: quienes ven la agresión desde afuera. En Internet serían quienes  comparten y difunden la información difamatoria.

Quien es acosador, en otro momento puede pasar a ser el acosado, u ocupar el lugar de espectador.  Una de las características del ciberbullying es la posibilidad de viralización. Es decir, que algunos contenidos puedan ser compartidos rápidamente por diferentes usuarios y estos lleguen a personas fuera del círculo conocido.

Si sos víctima de un ciberacoso, habla con una persona adulta de confianza sin responder a la violencia. Posteriormente, debes bloquear el perfil del acosador.

Consecuencias que trae el ciberacoso

Hay que considerar que las consecuencias negativas del ciberbullying no son únicamente para la víctima, que es el centro del ataque, sino también para quienes acosan y sus cómplices.

Esto, según los especialistas, el ciberbullying también se asocia a la reputación web. Todo lo que se publica en la red queda asociado a ese nombre y a su identidad digital. Al quedar registrado en Internet, el acoso se transforma en una marca en la reputación online de esa persona a lo largo del tiempo.

→Lee también: 12 herramientas digitales para inclusión social

A su vez, la viralización de contenidos por Internet potencia la falta de empatía por un lado y la falsa sensación de anonimato, por otro lado. En todo momento hay que detenerse a pensar si un chiste o algo gracioso puede causar daño o sufrimiento. Ponernos en lugar del otro para pensar cómo nos sentiríamos frente a ese «chiste», es una buena manera de prevenir que el ciberbullying se propague.

¿Qué te pareció? Déjanos tu opinión.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *