Integrar el pensamiento computacional en el currículo
Programación y Robótica educativa

Propuestas para integrar el Pensamiento computacional en el currículo

Tiempo de lectura: 4 minutos

El debate actual se centra en cómo integrar el pensamiento computacional en el currículo. Es así desde que fue mencionado en 2006 por la profesora de la Universidad de Columbia Jeannette Wing . Por ejemplo, en algunos países europeos se inserta como asignatura optativa. En tanto, en otros se incorpora a las distintas materias. Muchas veces se identifica el pensamiento computacional con proyectos STEAM o robótica. Sin embargo, con un poco de imaginación puede integrarse a cualquier área. De hecho, es una forma alternativa de pensamiento. ¿Necesitás inspiración? Leé estas propuestas.

¿Cómo integrar el pensamiento computacional en el currículo?

Reflexionábamos hace poco acerca de qué es el pensamiento computacional. En esencia, es una forma alternativa de pensamiento relacionada con el surgimiento de las computadoras.

En el año 2006 la profesora de la Universidad de Columbia Jeannette Wing utilizó este término por primera vez. Ella dijo que el pensamiento computacional es una habilidad fundamental para todos. Es decir, no solo los informáticos. A la lectura, escritura y aritmética, se debería agregar el pensamiento computacional para cada niño.

Te puede interesar: ¿Cuáles son los principales ejes para enseñar informática?

Integrar el pensamiento computacional en el curriculo

En esencia es una forma de resolución de problemas concretos del mundo real a partir de un mayor nivel de abstracción. Así, la solución tanto puede ser aplicada por humanos como máquinas.

Entonces, no se trata de que pensemos como robots, sino que aportemos a un futuro que, sin ninguna duda, estará signado por la interacción con las computadoras.

La gran incógnita para los docentes es cómo integrar el pensamiento computacional en el currículo. En realidad, hay dos enfoques bien diferenciados:

  • Incluirlo como una materia específica.
  • Integrarlo a las distintas situaciones y áreas de conocimiento.

Esta última parece ser la posición de la Argentina, tal como surge del sitio Proyecto Pensamiento Computacional. Este es un sitio dirigido a docentes. Aquí se presenta como un saber que colabora en la resolución de problemas en entornos digitales.

Ideas para incorporar el pensamiento computacional en el currículo a nivel inicial y primaria

El objetivo del pensamiento computacional es desarrollar la capacidad de comunicar problemas complejos a las computadoras para que puedan resolverlos.

Así, el pensamiento computacional combina cuatro habilidades muy específicas:

  • Uso de algoritmos.
  • Descomposición del problema en partes más pequeñas.
  • Reconocimiento de patrones.
  • Comprensión de las abstracciones.

Algunas de estas habilidades se encuentran en forma natural en niños muy pequeños. Por ejemplo, el reconocimiento de patrones. Otras se deben ir desarrollando, dentro o fuera del entorno de ciencias de la computación.

Te puede interesar: ¿Qué es el pensamiento computacional y cómo impacta en la educación?

En realidad, recomendamos aplicar el método del pensamiento computacional en el currículo en todas las áreas. Como no sabemos qué podrán hacer las máquinas en el futuro… ¡lo mejor es estar preparados!

Ejemplos para educación inicial y primaria:

  • Preparar una torta siguiendo una receta.
  • Juego del laberinto.
  • Identificar los códigos iconográficos básicos y ejecutar los movimientos con sus cuerpos.
  • Analizar una tarea que se hace a diario sin pensar. Por ejemplo, lavarse los dientes. Descomponerla en sus pasos. Pensar qué otras cosas se podrían hacer con un cepillo de dientes y dentífrico.

El pensamiento computacional en el currículo de secundaria

En la escuela secundaria se propone una serie de cuatro pasos:

  • Comprender el problema. Reconocer qué se pregunta. Identificar qué hay que resolver. Determinar las condiciones asociadas.
  • Elaborar un plan. Vincular los datos y el problema a resolver. Determinar qué recursos se utilizarán. Verificar la similitud con otros problemas ya resueltos. Identificar teorías o modelos útiles.
  • Ejecutar el plan. Desarrollar el resultado a partir de la ejecución del plan. Avanzar y verificar cada paso.
  • Revisar y verificar la solución. Controlar qué hace y dice el resultado. Esto, en vistas a transferir la solución a otros problemas.

Ejemplos de actividades:

  • Algoritmos. Preparar una sopa instantánea en el microondas. Dar a un amigo las instrucciones para llegar a casa. Seguir instrucciones para llevar a cabo un experimento.
  • Descomposición en problemas más simples. Preparar la fiesta de fin de año. Planificar la publicación de la revista del centro de estudiantes.
  • Reconocimiento y uso de patrones. Cantidad de personas y tiempo que demoran para ingresar a un cajero para realizar un pago. Comportamiento del tráfico para saber cuándo cambiar de carril. Precios de acciones para decidir cuándo comprar o vender.
  • Abstracción. Planificador diario. Mapamundi. Fórmulas en matemáticas. Pentagramas en la música.
Integrar el pensamiento computacional en el currículo

Actitudes asociadas

No debemos olvidar que el pensamiento computacional en el currículo está asociado a una serie de actitudes. Éstas ayudan a desarrollar la comprensión de los problemas y a enfocarlos desde distintas perspectivas. Son:

  • Creatividad.
  • Habilidades no mecánicas o no memorísticas.
  • Trabajo colectivo.
  • No directividad. Es decir, encontrar nuevos modos de relación con los estudiantes.
  • Confianza y responsabilidad.
  • Autonomía.

Leé también: Diseño curricular de primaria

Hasta acá llegamos con la información sobre «Propuestas para integrar el Pensamiento computacional en el curriculo». Esperamos que te haya sido útil. Recordá que en SabDemarco vas a encontrar recursos y herramientas para tus clases de informática. No dudes en contactarnos por cualquier duda o sugerencias.

¿Tenés tus propias estrategias para integrar el pensamiento computacional a tus clases? ¡Compartilas!

Sabrina Demarco
Artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *