convertir gigabytes a megabytes
Informática y Tecnología

¿Qué son y cómo convertir gigabytes a megabytes?

Tiempo de lectura: 5 minutos

¿Sabías que en los comienzos de la computación, las tarjetas perforadas podían almacenar la extraordinaria cantidad de… 120 bytes? ¡Actualmente, podemos tener en la palma de la mano desde gigabytes a megabytes!  Para eso, se necesitaron varias décadas y muchos avances tecnológicos. Los nombres de los dispositivos nos indican rápidamente la capacidad de almacenamiento, un dato importante para saber qué tecnologías elegir. Pero ¿qué significan realmente y cómo convertir unas unidades en otras? ¡Preparen las calculadoras!

¿Qué es un bit y qué relación tiene con gigabytes y megabytes?

Como es sabido, la base del lenguaje de las computadoras es el sistema binario. Está compuesto por ceros y unos. Así, la unidad más pequeña de información digital es una cifra, que, como vemos, puede ser un cero o un uno. Esta unidad se denomina bit, que es la abreviatura de «binary digit».

El bit tiene un único valor. El 0 representa ausencia o apagado. El 1 significa presencia o encendido.  Para que las computadoras puedan convertir los impulsos eléctricos en información digital, se utiliza una combinación de ceros y unos. Al comienzo de la computación, los bits se agrupaban en «palabras» de 5, 6 o 7 bits. Aunque, en algunos casos, y según las necesidades de cálculo, podían llegar hasta 36. 

Leé también: Dispositivos de almacenamiento más utilizados en el aula

Además, a medida que apareció la necesidad de almacenar los datos, también surgió la de contar con una unidad de medida de almacenamiento. Respecto de la cantidad de bits necesaria para representar la información, la compañía IBM llegó a la conclusión de que 8 bits eran suficientes para representar la mayoría de los caracteres alfabéticos, símbolos y números. Este grupo de 8 bits pasó a llamarse «octeto» o «byte». Además, se convirtió en la unidad básica de almacenamiento. Equivale a 8 bits y se representa con la letra B.

Entonces: 1 byte = 8 bits.

Sencillo, ¿no es cierto? Pero… ¿Cómo llegamos de bytes a gigabytes a megabytes? Es porque cada vez necesitamos más espacio de almacenamiento. Pero veamos este tema con más detalle.

¿Qué son gigabytes y megabytes o GB a MG?

En la evolución de los sistemas de almacenamiento, después de las tarjetas perforadas que podían almacenar hasta 120 bytes, aparecieron los disquetes para usuarios finales y las cintas magnéticas para usuarios corporativos. Los disquetes fueron muy populares durante mucho tiempo, portables y durables, podían almacenar 1,44 megabytes. En tanto, las cintas magnéticas almacenaban entre 5 y 10 megabytes.

Otros sistemas de almacenamiento que aparecieron posteriormente fueron los CDs, que almacenaban hasta 500 MB. La mayoría de las computadoras cuentan con lectores de CD, y también podían grabar. Durante cierto tiempo existió otro dispositivo preferido, el disco ZIP. podía almacenar hasta 750 MB, sin embargo, debía adquirirse junto con un lector y grabador. 

Leé también: Dispositivos de almacenamiento externos ¿Qué son y cómo se usan?

Todos estos dispositivos quedaron obsoletos con la aparición de las unidades flash, que pueden almacenar hasta 256 GB. La capacidad de las computadoras se amplió con los discos rígidos portátiles o externos, que tienen hasta 4 terabytes (TB) de capacidad. Cada uno equivalente a 10 a la duodécima potencia o 1.000.000.000.000 bytes.

Para entender un poco mejor el tema, pensemos que la palabra «hola» necesita 4 bytes, es decir, 24 bits. Para representar unidades más grandes, se creó el kilobyte o KB. Sin embargo, contra lo que se pueda pensar, 1 kilobyte no equivale a 1.000 bytes, sino a… 1024. En realidad, esa fue su definición original, pero en la práctica informática se utiliza 1024 debido a la base binaria y la necesidad de trabajar con potencias de 2: 2 a la décima potencia = 1024.

Lógicamente, después de los KB aparecieron los gigabytes y megabytes, equivalentes a millones y miles de millones de bytes.

1 KB = 1024 bytes.

1 MB = 1024 KB.

1 GB = 1024 MB.

¿Cómo convertir gigabytes a megabytes?

Aunque actualmente hay muchas calculadoras disponibles en Internet que permiten convertir gigabyte a megabyte de manera rápida y fácil, es interesante conocer los pasos matemáticos para realizar esta conversión. Las calculadoras de Internet, para convertir gigabytes a megabytes, utilizan el factor 1000 en vez de 1024, como vimos en el apartado anterior.

Se trata de una convención decimal, por la cual 1 KB equivale a 1000 bytes, y las demás dimensiones se representan como potencias de 10. Esta convención se adoptó para simplificar los cálculos.

Para evitar confusiones, en la nomenclatura informática se utilizan Kibibytes (KiB), Mebibytes (MiB) y Gibibytes (GiB) con el factor de conversión 1024. Esta nomenclatura fue adoptada por la Comisión Electrotécnica Internacional. En tanto, en la industria se aplica el factor 1000 y la nomeclatura KB, MB y GB.

Cómo convertir  gigabytes a megabytes con la nomenclatura industrial

Para convertir gigabytes a megabytes se debe aplicar una regla de tres simple y el factor de conversión 1.000. Supongamos que queremos convertir 2 gigabytes a megabytes.

Si 1 GB = 1000 MB

Entonces 2 GB = 1000 MB x 2 = 2000 MB

Además, estamos convirtiendo de una unidad menor a una mayor, por eso debemos multiplicar. Si quisiéramos convertir de MB a GB, simplemente deberíamos dividir.

Conversión de gigabytes a megabytes con la nomenclatura de la IEC

Si se desea utilizar el factor de conversión informático, para convertir gigabytes a megabyte debemos también aplicar una regla de tres simple, pero esta vez con el factor de conversión 1024.

Si 1 GB = 1024 MB

Entonces 2 GB = 1024 MB x 2 = 2048 MB

Utilidad de saber hacer la conversión de gigabytes a megabytes

Conocer la relación entre las distintas medidas de almacenamiento, actualmente, es muy necesario, ya que en forma cotidiana manejamos archivos y dispositivos. Podemos enviarlos por correo electrónico o por un servicio de mensajería de texto o archivarlos en nuestras computadoras o dispositivos móviles. O podemos guardarlos en la nube, donde el espacio también es limitado.

Fotografías, videos, textos, música, archivos de trabajo, ocupan lugar de almacenamiento que debemos gestionar adecuadamente para no perder ninguno de nuestros preciados documentos.

Leé también: Dispositivos de almacenamiento inalámbrico: tipos, ventajas y usos

Por ejemplo, saber que tenemos un disco rígido de 500 MB nos ayudará a distribuir nuestros archivos entre éste y otro tipo de dispositivos como un disco externo o un pendrive. Otro factor importante es la descarga y transferencia de archivos o datos entre dispositivos. Generalmente esta velocidad se mide en megabits o megabytes por segundo. 

En Argentina la mayoría de los usuarios cuenta con un servicio de Internet con una velocidad de 50 a 100 megabits por segundo. A esta velocidad, transferir un archivo de 2 MB demandaría alrededor de 32 segundos. Así, si se trata de un archivo muy pesado, al convertir de gigabytes a megabytes podemos calcular el tiempo de transferencia.

Otras utilidades son:

  • Estimar la posibilidad y tiempo de instalación de nuevos programas realizando la conversión de gigabytes a megabytes.
  • Configurar la memoria RAM.
  • Solucionar problemas técnicos.
  • Tomar decisiones informadas.

Aumento exponencial de la capacidad de almacenamiento

Por último, ya que hablamos de cómo convertir gigabytes a megabytes, vale la pena reflexionar acerca del aumento exponencial de la capacidad de almacenamiento. ¡Hace unas pocas décadas, el máximo eran los 120 bytes de una tarjeta perforada!

Algunos de los motivos pueden ser: 

  • Aumento de la demanda de datos generada por usuarios, empresas y aplicaciones.  En los comienzos las computadoras solo se utilizaban en empresas o universidades. Actualmente, en Argentina casi el 60% de la población tiene una computadora, y el 98% dispositivos móviles.
  • Mayor tamaño de programas y aplicaciones. 
  • Archivos más grandes, al ofrecer mayor fidelidad, realismo y detalles.
  • Nuevas demandas, como películas y videos. Aparición de las plataformas de streaming. 
  • Masificación del uso de Internet y dispositivos móviles. 

Hasta acá llegamos con la información sobre «¿Qué son y cómo convertir gigabytes a megabytes?» Esperamos que te haya sido útil. Recordá que en SabDemarco vas a encontrar recursos y herramientas para tus clases de informática. No dudes en contactarnos por cualquier duda o sugerencias. Síguenos también en redes sociales para estar al día con nuestras noticias.

¿Qué te pareció este contenido? ¡Dejanos tu opinión!

Deja una respuesta