escape room
Tic y educacion

¿Cómo implementar escape room en el aula?

Tiempo de lectura: 4 minutos

Las escape room o salas de escape son una estrategia innovadora con un enorme potencial. En esencia consisten en crear un entorno desafiante y movilizador para poner en práctica habilidades y contenidos. En realidad, para los docentes es cada vez más difícil captar y mantener la atención de los alumnos. Por ese motivo, las estrategias basadas en experiencias emocionales son cada vez más utilizadas. El escape rooms se basan en juegos de aventuras como Real Scape Games creados en Japón en 2007. A partir de 2015 ya son conocidas en todo el mundo y comienzan a integrarse a las distintas técnicas educativas. Para diseñar una escape room en el aula se deben seguir ciertos pasos y reglas que conducirán al éxito del proyecto.

¿Qué son las escape room en el aula?

Las escape room o salas de escape son un tipo de juego que actualmente se implementan en educación, pero también en capacitación corporativa.

En parte teatro, en parte trabajo en equipo, las escape room desafían a resolver acertijos e interpretar pistas en un área temática.

El concepto básico es el de escapar de una sala cerrada a partir de los elementos del entorno. Sin embargo, no siempre la disposición o recursos del aula permiten esta simulación. Por ese motivo, el concepto de escape room también se aplica a otras estrategias, como abrir cajas cerradas, juegos de mesa o una combinación de pistas físicas y virtuales.

escape room

Te puede interesar: Incluye estas herramientas de gamificación en el aula

Los requisitos para que el proyecto tenga éxito son:

  • Una narrativa sólida. Puede estar basada en hechos reales o fantásticos. Es similar a leer una historia de aventuras, explorar un juego o participar en una ficción interactiva.
  • Materiales para crear la historia. No es necesario gastar mucho dinero. Algunos elementos pueden ser provistos por la escuela, como mapas, lupas, crayones, material impreso.
  • Acertijos. Los acertijos apoyan la historia y controlan el ritmo del juego. También brindan retroalimentación inmediata ya que su resolución indica un avance en el juego.

Los estudiantes comprenden que, para ganar, es decir, escapar de la sala cerrada, deben aprender los contenidos y así resolver los problemas.

Ventajas de las escape room en el aula

Diversas experiencias demuestran que las escape room o salas de escape educativas son muy efectivas por su capacidad para adaptarse a cualquier tema. Así, los estudiantes estarán entusiasmados y motivados para aprender diferentes temas, en un entorno inmersivo y atractivo.

Te puede interesar: Wordle: ¿Qué es y cómo implementarlo en el aula?

Como estrategia educativa son cada vez más populares porque:

Como estrategia educativa son cada vez más populares porque:

  • Son ideales para las aulas presenciales.
  • Pueden desarrollarse con poca tecnología.
  • Permiten aprovechar el espacio físico compartido en el que se encuentran las aulas.
  • Ponen a los jugadores en contacto cara a cara y los sumergen directamente en el mundo del juego, que es el mundo físico en el que habitan los jugadores.
  • Los escape room son juegos cooperativos, por lo que los jugadores trabajan juntos para ganar o perder como equipo.
  • Sientan las bases para el aprendizaje activo y el constructivismo social.
  • Los juegos de room scapes funcionan bien en las aulas ya que tienen un límite de tiempo. Esto crea tensión por resolver el problema y una gran satisfacción cuando se logra el objetivo.
  • Los juegos de escape room se basan en resolver acertijos y cumplir tareas. En cambio, muchos juegos de pantalla dependen de la coordinación mano-ojo. En tanto, los juegos de mesa se basan en la estrategia y la suerte. Aquí predomina el uso de la mente para resolver desafíos.
escape room

Diseña tu propia sala de escape

Motivador, ¿no es cierto? Aquí te dejamos algunos consejos para que diseñes tu propia escape room en el aula.

  • Utilizar el entorno. Estimular a los niños para que se levanten, se muevan, miren de cerca, examinen los detalles y «piensen fuera de la caja».
  • Participación de los estudiantes. Hacer que participen en la planificación del juego apelando a los elementos o temas que deben aprender.
  • Acertijos. Los acertijos deben tener un sentido. Hay que encontrar la manera en que encajen en la historia y el entorno. No incluir demasiadas pistas falsas o callejones sin salida.
  • Narrativa. Sólida, expuesta en forma de fragmentos cortos y dinámicos.
  • Trabajar con otros docentes. Crear una escape room en soledad puede ser desalentador.
  • Indicaciones. El juego se apoya en instrucciones claras para que la escape room proporciones contexto y significado a los contenidos y habilidades del aula.

Recursos para la creación de juegos de escape

La narrativa y los acertijos son la base de los escape room. ¡Nada sencillo, por cierto! Por suerte hay algunas herramientas informáticas que pueden ayudar. La narrativa la dejamos a cargo de tu creatividad. Las pistas pueden presentarse en forma de:

  • Recortes de periódico. The Newspaper Clipping Generator. Genera recortes de periódicos introduciendo datos como nombre del periódico, fecha, título e historia. Se pueden descargar como una imagen.
  • Tickets. Fun ticket Generator. Presenta varias secciones para completar los datos. Se pueden personalizar con colores, fuentes e imágenes.
  • Noticias y portadas falsas. Divertida herramienta en castellano. Se debe cargar una fotografía, recortar la imagen, elegir la portada deseada y personalizar la portada falsa. También cuenta con un generador de epitafios, pizarras y mucho más.

Leé también: Diseño curricular primaria

Hasta acá llegamos con la información sobre «¿Cómo implementar escape room en el aula?». Esperamos que te haya sido útil. Recordá que en SabDemarco vas a encontrar recursos y herramientas para tus clases de informática. No dudes en contactarnos por cualquier duda o sugerencias.

¿Ya probaste una escape room en tu aula? ¡Compartí tu experiencia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *